Normas Básicas para Cocinar Sin Gluten

  • Utilizar cubiertos distintos para  remover la comida que está  en el fuego de las personas celíacas de la del resto de la familia, si se esta cocinando alimentos que puedan contener gluten.
     
  • No cortar el pan sin gluten con el mismo cuchillo que el pan normal ni tampoco sobre la misma tabla.
     
  • Cuidado con la mantequilla, si toda la familia introduce el cuchillo en la mantequilla, mermelada, o crema de cacao,  con la que después se untará el pan de trigo, quedarán restos del pan en la misma.
    Consejo: utilizar porciones pequeñas de mantequilla, y tanto la mermelada como la crema de cacao que sea para el consumo del celíaco.
     
  • Ojo con la reutilización del aceite donde previamente se han hecho croquetas, calamares o cualquier frito que lleve harina de trigo o pan con gluten.
    Consejo: poner siempre una etiqueta en el aceite que se piensa reutilizar para saber qué ha cocinado antes con él o bien utilizar para toda la familia tanto para rebosar como para empanar, harina sin gluten o maicena y el pan molido sin gluten, así nos podemos evitar algunos sustos.
     
  • La limpieza del horno, donde se cocina de todo y para todos, con o sin gluten, es siempre muy importante. Conviene limpiar y no mezclar nunca alimentos con y sin gluten.
     
  • Etiquetar aquellos productos sin gluten que se hayan vaciado en latas (por ejemplo, salsa de tomate) en botes de cristal para saber exactamente qué marca de producto contiene.
     
  • Separar en el congelador en recipientes distintos aquellas recetas caseras sin gluten que hayamos cocinado y etiquetarlas convenientemente.
     
  • Tener cuidado con la tostadora, sandwichera, ya que no se pueden lavar cada vez que se utiliza, es mejor que el celíaco tenga la suya