Últimas noticias publicadas en el Boletín InfoCeliaco (www.infoceliaco.com)

Distribuir contenido
Actualizado: hace 21 mins 34 segs

El Partido Popular plantea reconducir la diferencia económica de los alimentos para celíacos

Mié, 05/06/2019 - 16:26

La vicesecretaria de Política Social del Partido Popular, Concepción Gamarra, ha expresado el compromiso de su partido de contribuir a que se pueda reconducir la "inequidad" o diferencia económica existente en el precio de alimentos de primera necesidad para los celíacos que no contienen gluten, de los que si lo llevan.

Gamarra, ha reiterado en este sentido "el compromiso del Partido Popular con las personas celíacas, que deben consumir alimentos sin gluten", que pagan un precio en alimentos de primera necesidad más elevado que los que pueden consumir gluten sin problemas.

El PP, ha añadido, "se compromete en la armonización y búsqueda de mecanismos que permitan reconducir la inequidad que existe en esos alimentos de primera necesidad cuando hablamos de alimentos con gluten y sin gluten", al tiempo que indicaba que las familias afectadas, "han valorado el coste por persona y familia al año y a las administraciones nos toca introducir los instrumentos, desde distintas responsabilidades, bien desde el ámbito fiscal, o desde otro tipo, que permitan eliminar esa diferencia económica".

Según la responsable de política social popular, este partido seguirá "reividindicando el diagnóstico precoz porque muchas personas celíacas no lo saben por no existir ese diagnóstico, que es una de las claves en las que se tiene que seguir en un estado de bienestar".

Las dietas sin gluten contienen menos vitaminas y minerales y podrían hacer engordar

Mié, 05/06/2019 - 16:17

La dieta que excluye el trigo, el centeno y la cebada se denomina, según el Reglamento 828/2014 de la Comisión Europea, dieta sin gluten, y es el único tratamiento adecuado para la enfermedad celiaca. Sin embargo, el consumo de productos sin gluten, está experimentando un aumento vertiginoso que va más allá de los pacientes diagnosticados, incluyendo a población sana que opta por una dieta sin gluten por moda o por la creencia de que los productos sin gluten son más saludables, les harán perder peso o minimizarán el riesgo de futuras enfermedades gastrointestinales.

Sorprende el hecho de que hasta un 30 % de la población estadounidense sigue una dieta sin gluten, sin prescripción médica, lo que hace que desde 2013 al 2015 la industria de productos sin gluten haya crecido un 140 %. Y, aunque el consumo de pan, en general, está decreciendo en el mundo desarrollado, se estima que el mercado global de productos sin gluten, cuantificado en 2.800 millones de dólares en 2014, llegará a 7.600 millones de dólares en 2020.

Sin embargo, aunque la dieta sin gluten resulta fundamental para los pacientes celíacos o con otros problemas de sensibilidad al gluten, encierra importantes dificultades sensoriales, nutricionales, sociales y económicas.

Los productos sin gluten se elaboran fundamentalmente con harinas de arroz y maíz, o mezclas de estas con almidones de maíz, patata y tapioca. La naturaleza de las materias primas empleadas, unida a la necesidad de resolver los problemas tecnológicos derivados de la falta de gluten, hace que los panes resultantes sean más ricos en carbohidratos y lípidos (principalmente grasas saturadas), con una larga lista de ingredientes y aditivos que mimetizan la acción del gluten y aumentan su vida útil.

En consecuencia, los pacientes celíacos que siguen la dieta sin gluten disponible en el mercado están sometidos a importantes desequilibrios dietéticos, pudiendo padecer un mayor riesgo de sobrepeso. Además, los productos sin gluten también adolecen de un menor contenido en minerales, vitaminas y fibra por el mero hecho de que las harinas y almidones empleados son más pobres que el trigo en estos elementos; y suelen tener mayor contenido en azúcar y un índice glucémico más alto, lo que quiere decir que la glucosa se libera más deprisa tras su ingesta en nuestro organismo, un fenómeno que se puede atribuir a la utilización de almidones y harinas refinadas en su formulación, en lugar de harinas más ricas en fibra y proteína.

En consecuencia, los enfermos celíacos que, por obligación, siguen una dieta libre de gluten, adolecen con frecuencia de carencias nutricionales importantes, desequilibrios en la relación entre las proteínas y carbohidratos ingeridos y una mayor incidencia de otras enfermedades atribuidas a la dieta sin gluten seguida por estos pacientes.

Algunas de las estrategias disponibles para tal fin incluyen el empleo de cereales, pseudocereales o legumbres en la formulación de los productos, con un valor nutricional intrínseco muy superior a las materias primas actuales. Entre estos pseudocereales destacan la quinoa, el trigo sarraceno o el amaranto; y dentro de los cereales cabe mencionar el tef, el sorgo, el mijo y el alpiste; mientras que en el caso de las legumbres, destacan el garbanzo, la lenteja y la soja por su adecuación a la elaboración de productos sin gluten.

Todos ellos o sus combinaciones aportan proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos poliinsaturados, minerales, vitaminas, fibra y antioxidantes que, en general, se encuentran en cantidades muy superiores a las de otros cereales como el trigo.

Una reordenación molecular del gluten, reduciría su toxicidad para los celíacos

Mar, 04/06/2019 - 16:24

Un equipo internacional de investigadores, del que ha formado parte la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y la Universidade de Trás-os-Montes e Alto Douro portuguesa (UTAD), en Portugal, ha descubierto que la reordenación molecular del gluten con un polisacárido natural disminuye su capacidad de desencadenar una reacción inmunológica en la enfermedad celíaca.

El método no retira el gluten, pero sí lo modifica con la ayuda de este polisacárido natural (el quitosano), de modo que hace que no sea tan tóxico para las personas celíacas.

Los resultados, publicados en la revista Molecular Nutrition & Food Research, muestran que es posible obtener un producto totalmente funcional a base de trigo para pacientes celíacos, abriendo así una nueva perspectiva sobre la búsqueda de alternativas a la exclusión de gluten en la dieta.

El gluten es un complejo de proteínas presente en el grano del trigo común y en otros cereales, como el centeno, la espelta o la cebada. Algunos fragmentos de esas proteínas provocan una reacción inmunológica en las personas afectadas de celiaquía que altera la estructura y la función de las células del epitelio del intestino.

Los productos sin gluten, tradicionalmente conocidos como gluten-free, surgieron de la preocupación asociada a las intolerancias alimentarias relacionadas con el gluten. Se caracterizan por una variedad de productos alimenticios que tratan de imitar los alimentos tradicionalmente derivados de la harina de trigo (pan, pasta, galletas, bollos, etc.) sustituyendo el gluten por otros ingredientes, tales como polisacáridos y proteínas de varios orígenes (maíz o arroz, por ejemplo), con el fin de proporcionar una estructura y una textura adecuada.

Sin embargo, el coste de estos productos suele ser mucho mayor que el de los productos tradicionales equivalentes. Además, pueden conducir a problemas de índole nutricional, pues muchas veces carecen de ciertos nutrientes esenciales y a menudo son ricos en grasa y pobres en fibra. Por otra parte, los productos gluten-free presentan algunas limitaciones tecnológicas relacionadas con sus débiles propiedades organolépticas y de textura.

Con el fin de encontrar nuevas alternativas ante esta situación, el equipo internacional de investigadores desarrolló la nueva tecnología para reducir la toxicidad de la harina de trigo destinada a pacientes con enfermedad celíaca, con el objetivo futuro de que el gluten tratado pueda ser consumido por estas personas con seguridad.

Este método comprende la utilización de polisacáridos naturales como el quitosano y consiste en una reorganización molecular del gluten, que provoca una disminución de su digestibilidad y, consecuentemente, de la liberación de proteínas y de péptidos tóxicos para los pacientes celíacos.

Segun ha explicado Marta Rodríguez-Quijano, investigadora de la UPM que ha formado parte del equipo de trabajo, “no retiramos el gluten, lo modificamos mínimamente de modo que este no sea tan tóxico para estas personas”.

Por otro lado, los investigadores han verificado en otro estudio presentado en la revista Food Hydrocolloids, que este método de desintoxicación del gluten no perjudica a la harina para su transformación en productos alimenticios como el pan, sino que este sigue manteniendo todas sus apreciadas características organolépticas y sensoriales, que lo convierten en uno de los alimentos fundamentales de nuestro día a día.

Marta Rodríguez-Quijano, que ha participado también en este estudio, ha señalado que “creemos que esta investigación podría permitir en el futuro el desarrollo de productos alimenticios basados en el trigo con propiedades sensoriales, nutricionales y tecnológicas similares a los productos tradicionales, pero seguros para el consumo por personas que padecen enfermedad celíaca”.

Considerando la prevalencia global de la enfermedad celíaca y sabiendo que no existe ninguna terapia para esta enfermedad, excepto la dieta altamente restrictiva que evite cualquier producto alimenticio que contenga gluten a lo largo de la vida, la idea podría representar un cambio de paradigma.

Además de la Universidad Tras Os Montes & Alto Douro y la Universidad Politécnica de Madrid, en este estudio han participado dos instituciones francesas −la unidad mixta de investigación Génétique Diversité Ecophysiologie des Céréales (GDEC) y la unidad de investigación Transformations et Agro-ressources de la UniLaSalle−, y el Institute of Protein Biochemistry (IBP) de Nápoles, en Italia.

FACE promueve una encuesta on-line para conocer las necesidades de los pacientes celíacos

Mar, 04/06/2019 - 16:14

La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) ha solicitado la colaboración de los afectados por celiaquía para colaborar en una encuesta on-line puesta en marcha por la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) que tiene como objetivo profundizar en los problemas que perciben los pacientes celíacos ante el diagnóstico y durante el seguimiento de la enfermedad y en lo referente a la adherencia al tratamiento.

Según la organización “el objetivo final de esta encuesta es detectar dónde podemos actuar junto a los profesionales sanitarios y de qué forma. Desde nuestra Federación te animamos a que participes”.

La encuesta on-line del Estudio CELIAC-SPAIN de la FEAD está dirigida a obtener conclusiones de tres grupos diferentes de afectados por la enfermedad celíaca: celíacos adultos diagnosticados de adultos; celíacos adultos diagnosticados de niños; y cuidadores de niños celíacos.

Según destacan desde la FACE, “la FEAD es una institución científico-docente cuyo objetivo es promover la salud digestiva en la población general española. Informa a la población y a los pacientes sobre los problemas digestivos más frecuentes, promoviendo actitudes saludables para mejorar el bienestar digestivo. Sin duda, la enfermedad celiaca es uno de estos problemas digestivos y, por ello, desde nuestra Federación apoyamos la iniciativa”.

Para participar en esta encuesta on-line sobre enfermedad celiaca, totalmente anónima y cuya cumplimentación solo requiere un par de minutos, puedes acceder desde el siguiente enlace: Estudio CELIAC-SPAIN

L'atelier, una nueva pastelería obrador 100 % libre de gluten en Valladolid

Lun, 03/06/2019 - 18:49

Acaba de nacer en Valladolid L'atelier, una nueva pastelería obrador 100 % sin gluten que cuenta tras el mostrador con Macarena, quien despacha felicidad a sus clientes. Los celíacos adultos de la ciudad pueden de esta manera disfrutar saboreando los productos de su infancia, y los niños celíacos por fin pueden disfrutar de magdalenas, cruasanes, empanadas o pastas sin que su salud peligre.

Macarena Sánchez-Colomer llevaba años soñándo con abrir este negocio, y el resultado es tal cual se lo había imaginado; y ya ofrece tras una coqueta puerta rosa, en una céntrica calle, y con una decoración muy parisina y una amplia y agradecida clientela satisfecha, con un negocio con el que los celíacos pueden disfrutar sin miedo a la hora de comer todo tipo de delicias dulces y saladas.

«El boca a boca está funcionando muy bien. Muchos hace años que no prueban un buen pastel, y se les ve emocionados cuando se llevan su compra a casa. El abisinio es lo más vendido. Me lo quitan de las manos», comenta satisfecha. La demanda ha sido tal que ya cuenta con dos empleadas en su plantilla.

«Todo lo hacemos en el obrador. Aquí no entra ningún producto congelado e intento que, en la medida de lo posible, las materias primas sean de la tierra. Tengo que estar muy atenta a las fichas técnicas de todos los productos y materias primas. No me vale cualquier cosa. Exijo la máxima calidad en todo», puntualiza para destacar que «mis productos no tienen lactosa, ni gluten, ni aceite de palma. La margarina no tiene grasas hidrogenadas y las harinas son ecológicas. Doy a mis clientes lo mejor».

Sus clientes pueden encontrar hogazas, chapatas, baguettes, pan de tipo alemán de cinco semillas con chía, pan de hamburguesa y próximamente pan de molde, colines y tortas de aceite. «Los hago de un tamaño mediano, porque a veces el pan sin gluten solo lo come uno de los miembros de la familia», ha comentado al diario El Norte de Castilla.

Macarena trabajó para distintas empresas hasta que decidió priorizar su vida familiar a la profesional. «Siempre he padecido problemas digestivos. Me diagnosticaron celiaquía y soy alérgica al marisco y a algunas frutas. También mis hijos sufren dermatitis severas, intolerancias, celiaquía y alergias alimentarias. Todo esto me llevó a estudiar el grado superior de dietética en el IES Gregorio Fernández», explica.

Gran amante de la cocina y decidida a que tanto ella como sus hijos, a pesar de las alergias y las intolerancias, pudieran disfrutar de los placeres de la buena comida, decidió participar en cursos de repostería sin gluten en la escuela El Espíritu del Bosque, en Madrid. La repostería le encantaba y además se le daba bien. Sus amigos le hacían cada vez más encargos, así que empezó a fotografiar sus dulces y a colgar las imágenes en su perfil de Instagram. Sus instantáneas, realizadas con una sensibilidad especial, muestran tartas esponjosas, 'cupcakes' y brazos de gitano, que parecen obras de arte.

«La gente empezó a seguir mi perfil y eso me animó mucho. Comencé haciendo bizcochos y magdalenas, hasta llegar a lo más difícil, el pan y el hojaldre», cuenta Macarena, quien finalmente decidió realizar el certificado de profesionalidad de 500 horas en la Escuela Internacional de Cocina Fernando Pérez de Valladolid. «En aquel momento no tenía idea de emprender. Solo quería perfeccionar técnicas, saber hacer una glasa correctamente o escudillar con la manga pastelera".

Su familia y amigos le animaron a montar su propio negocio, hasta que finalmente se dio cuenta de que podía convertir su pasión en su profesión. Tardó un año en dar con el local adecuado, que hoy es una realidad.

 

Más de 500 atletas participaron en la II Carrera-Caminata por los Celíacos de Melilla

Lun, 03/06/2019 - 18:34

La Asociación Celíaca de Melilla (ACEME) fue la entidad organizadora de la II Carrera-Caminata por los Celíacos en Melilla, que se celebró en esta Ciudad Autónoma con el objetivo de concienciar e informar a los ciudadanos sobre la enfermedad y sus consecuencias.

Fueron más de 500 los melillenses que se presentaron en la línea de salida de esta competición para aportar su granito de arena a esta asociación poniendo el colorido necesario en cada una de las categorías que entraron en escena.

Para recoger su dorsal, los participantes tuviieron que presentar su DNI y abonar la tasa de inscripción de 10 euros, que daba derecho a dorsal y camiseta y cuya recaudación general fue integra para la ACEME, organización integrada en la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE).

También hubo una fila 0 que sirvió para recaudar fondos que la asociación ha decidido donar a Andrea Pérez Palacios, que necesita el apoyo de todos los melillenses para seguir con su recuperación.

Tras la finalización de las competiciones deportivas se procedió a la entrega de trofeos a los tres primeros clasificados de cada una de las categorías que entraron en liza.